Juan y Gladys han firmado la reestructuración de su hipoteca cuando todo parecía perdido para ellos ya que Bankia, su acreedora, no aceptaba ningún tipo de negociación ni revisión. Ahora la deuda pendiente se reestructurará mediante una carencia de 5 años, durante los cuales solo pagarán 47 euros mensuales. Hace unos meses la pareja acudía

Con la intermediación del grupo Stop Desahucios 15M Granada, Antonia Castro, vecina de Maracena, ha llegado a un acuerdo con Caixabank por el que se reestructura su hipoteca y se efectuará un periodo de carencia que le facilitará el pago. Lo mismo se ha hecho con la hipoteca de su padre Antonio, a su vez

Farida Maghous y Salah Chemial han pasado, gracias a su participación en el grupo Stop Desahucios 15M Granada, de ver imposible el pago de su hipoteca con el Banco Santander a conseguir la dación en pago de su vivienda y un alquiler social de dos años, con un posible año de prórroga, por el que

Pilar González, trabajadora a tiempo parcial en un hotel, de 53 años, ha conseguido firmar con BMN la reunificación de sus deudas y una carencia de tres años. Este acuerdo, conseguido gracias a su implicación en la lucha por la vivienda a través del grupo Stop Desahucios 15M Granada, permite que siga en su casa,

Elena Arenas, dependienta de 27 años, vive ahora de alquiler en Monachil con su hijo de cinco años, tras conseguir la dación en pago de su vivienda en Cájar con el Banco Santander, quitándose de encima su deuda con el apoyo del grupo Stop Desahucios 15M Granada. Arenas adquirió su ahora ex vivienda en 2008.

Los vecinos de Alhendín Susana Rodríguez, de 37 años y dueña de un locutorio, y Álvaro Mancera, administrativo de 34, junto a su niña de cinco años, han conseguido firmar con Caixabank un acuerdo por el que se reestructura su hipoteca y pagarán una carencia asequible durante los próximos cinco años. “Me hipotequé en 2006.

“A Stop Desahucios 15M Granada le agradezco muchísimo, voy a estar toda la vida”. Así habla María José Baena, parada de 55 años que ha firmado un acuerdo según el “código de buenas prácticas” del Gobierno con Caixabank, mediante el cual tendrán un plazo de carencia de cinco años. Baena vive en Armilla con su

“La gente tiene el poder si está unida”, afirma Priscila Choto, integrante del grupo Stop Desahucios 15M Granada, después de haber forzado a Cajasur a firmar un acuerdo de reestructuración hipotecaria por el que su familia pagará 56 euros al mes en concepto de carencia durante los próximos cinco años. Choto, maestra en paro de

Tabita, Susana y Amal, tres vecinas de la provincia de Granada, han conseguido recientemente soluciones para sus respectivas situaciones hipotecarias merced a su lucha junto al grupo Stop Desahucios 15M Granada, las cuales les permiten una mayor libertad tanto económica como, en consecuencia, vital. En el caso de Amal Muffak, el acuerdo consiste en la

Inmaculada Fernández, vecina del Zaidín de 25 años, se quedará en su vivienda durante cinco años más debido al acuerdo que ha firmado recientemente con Caixabank. Fernández, quien vive con su hija, pagará 16,91 euros mensuales, verá eliminada su cláusula suelo y ampliada en años su hipoteca. Ana Martín es su cuñada y quien ha