Ante la oleada masiva desahucios continuados hace unos años, la banca ha querido lavarse la cara y dar un giro a su imagen: «nos preocupamos por las familias», «nosotros no desahuciamos». Pues nada más lejos que mirar la realidad y ver cómo los desahucios se siguen produciendo. Entidades bancarias como Caja Rural, el Banco Popular, entre otras muchas